La farmacia juega un papel destacado y beneficioso en el abordaje y monitorización de la personas con diabetes mellitus (DM). En aspectos como la dispensación de medicamentos y productos sanitarios requeridos por estos pacientes, el farmacéutico puede informar de forma personalizada sobre el adecuado proceso de uso de ellos, así como asesorarlos en la transición de los orales a los inyectables o en la utilización de dispositivos de autocontrol. En la mejora de la adherencia al tratamiento y el seguimiento farmacoterapéutico, con una evaluación clínica de la farmacoterapia de forma periódica, o en la realización de medidas de parámetros biológicos como son la HbA1c, glucemia en ayunas o posprandial, también tiene protagonismo este profesional sanitario.

La DM es una enfermedad crónica que supone un importante problema de salud pública por su alta prevalencia y por la carga asistencial que generan las complicaciones agudas o crónicas relacionadas, así como por su elevada mortalidad. En España, hasta el 85 por ciento de las personas con DM presenta DM tipo 2 (DM2), a la vez que se estima que alrededor del 30 por ciento de las personas con DM no está diagnosticada.

Raquel Varas, farmacéutica Responsable del Área de Campañas Sanitarias del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF), explica a El Global que «el objetivo general de tratamiento en las personas con DM es lograr un buen control de la glucemia y del resto de factores de riesgo cardiovascular para evitar los síntomas agudos de la enfermedad, prevenir o retrasar el desarrollo de complicaciones crónicas y mejorar su calidad de vida. Con frecuencia, las personas con DM no consiguen alcanzar los objetivos de control, pues hasta el 40 por ciento de las personas con DM2 no tiene unos valores de glucemia controlados, siendo la falta de adherencia al tratamiento la principal causa del mal control».

Desde el CGCOF y, a través de los colegios, facilitan herramientas para la detección precoz del paciente con DM. Algunos de esos ejemplos son el Test de Findrisk; el cribado de enfermos no diagnosticados mediante sesiones informativas que potencian el conocimiento de la enfermedad, su control y consecuencias; la entrega de material a farmacéuticos y pacientes; o el apoyo y participación en las semanas de salud que se organizan a nivel provincial.

Respecto a las iniciativas en las que trabajan en la actualidad, Varas sostiene que desde la vocalía nacional de oficina de farmacia han puesto en marcha una serie de videoconsejos relacionados con grupos terapéuticos. Además, están trabajando en iniciativas que pondrán en marcha en 2024, como las relacionadas con acciones de vocalías nacionales o con el Plan Nacional de Formación Continuada.

Iniciativas del MICOF

Desde el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) cuentan con el programa DETECTA SUCRE, un servicio de cribado de diabetes y prediabetes prestado desde la farmacia comunitaria por farmacéuticos que emplean sus competencias profesionales para optimizar la salud de la población a través del uso racional de los medicamentos y las actividades de salud pública, docencia e investigación.

«La implantación del servicio de cribado de diabetes y prediabetes permitiría un importante ahorro económico al sistema sanitario público al anticipar su atención a estadios más tardíos de la enfermedad, cuando el abordaje terapéutico ha de ser más agresivo. Además, el tratamiento temprano puede propiciar la integración de los nuevos diabéticos en programas multidisciplinares de atención integral a estos pacientes con el consecuente retraso de la aparición de complicaciones macro y microvasculares», afirman desde el MICOF.

Otra de las acciones disponibles para pacientes con diabetes es ‘Xarxa Pacients’. Se trata de un programa que consiste en conectar pacientes realizando formaciones gratuitas destinadas al empoderamiento de los pacientes crónicos activos en conjunto con asociaciones de pacientes. Cuando nos referimos a pacientes activos, esto incluye a pacientes, familiares y cuidadores. «El objetivo es el empoderamiento de los pacientes y proporcionarles recursos y herramientas para su autocuidado y manejo de su patología. «Desde la puesta en marcha de Xarxa Pacientes en 2022, se han realizado un total de 10 cursos de diabetes de tipo 1 y 2. Entre los que, incluyendo las formaciones complementarias, se ha formado a un total de 483 pacientes activos», reiteran.

Más iniciativas

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, las farmacias de Ourense han analizado el índice de glucemia de sus usuarios. La iniciativa pretende poner el foco en la patología, a la vez que quiere evidenciar el compromiso del colectivo farmacéutico con su detección y prevención. “Esta iniciativa tiene la finalidad de visibilizar que, desde las oficinas de farmacia, podemos detectar posibles alteraciones en la glucemia en sus fases más tempranas”, destaca Fernando Gil, Vocal de Alimentación del Colexio Oficial de Farmacéuticos de Ourense (COFO) e impulsor de la iniciativa dentro de la entidad colegial.

Todas las farmacias interesadas en participar en la iniciativa han recibido desde el COFO cartelería específica informativa de esta acción, medidores y tiras. Además, en el caso de contar con el visto bueno de los usuarios que decidan medir su índice de glucemia, desde las boticas se registrarán una serie de datos de cada uno de ellos para ser utilizados con fines estadísticos de cara a poder realizar, posteriormente, un mapping completo de resultados de la campaña.


También te puede interesar…