Premios BiC

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) se suma al proyecto ‘INDICA+PRO Implantación’. Está promovido por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), junto con el Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada y el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos (MICOF) de Valencia.

De este modo, 50 farmacias madrileñas participarán en este innovador estudio. Permitirá registrar datos en España de la actuación profesional en la gestión de 31 síntomas menores, como acidez, congestión nasal, cefalea, dolor de garganta, síndrome catarral, tos y vómitos, entre otros, que se encuentran entre las consultas más frecuentes de los pacientes.

El trabajo de campo de ‘INDICA+PRO Implantación’ durará 12 meses y será desarrollado por farmacéuticos de oficina de farmacia de los colegios de Valencia, Madrid, Málaga, Guipúzcoa y Castellón. Los farmacéuticos interesados podrán inscribirse a través de sus respectivos colegios y deberán completar una formación online que se impartirá los próximos 23 y 24 de septiembre en el caso de Madrid, así como registrar los datos de consulta de diez pacientes al mes como mínimo.

La importancia del servicio de indicación farmacéutica

El objetivo del estudio es desarrollar y evaluar un programa de integración en la práctica habitual de la oficina de farmacia del Servicio de Indicación Farmacéutica (SIF). Este servicio está protocolizado en colaboración con las sociedades científicas de médicos de Atención Primaria Semergen y SemFYC, según un consenso enfocado a promover el autocuidado del paciente y el uso adecuado de los medicamentos que no requieren prescripción médica.

Durante la presentación virtual del proyecto, que contó con los representantes de las organizaciones promotoras, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González, aseguró: “El estudio será una referencia de lo que el servicio de indicación farmacéutica puede aportar a nuestro avance profesional, a la mejora de la salud de la población y a la generación de ahorros para el Sistema Nacional de Salud”. Además, añadió que también tendrá una trascendencia profesional y científica , lo que puede reforzar el ejercicio asistencial de los farmacéuticos comunitarios.

Gonzáles también destacó los resultados obtenidos por 27 oficinas de farmacia en el trabajo piloto desarrollado en Valencia entre 2017 y 2018. Se demostró que la indicación farmacéutica contribuyó a resolver siete de cada diez consultas por síntomas menores sin necesidad de acudir al centro de salud. Esto liberó así tiempo del médico para atender a pacientes complejos, ofreciendo una mayor accesibilidad a los ciudadanos. Esta actuación profesional supuso un ahorro de 121 millones de euros para el sistema sanitario público.

Colaboración profesional

El presidente de SEFAC, Jesús Gómez, incidió en la necesidad de promover una colaboración profesional efectiva entre farmacéuticos y médicos para desarrollar el servicio y protocolizar los resultados. También avanzó la decisión de organizar en octubre de 2021 una macro jornada internacional de indicación farmacéutica en Madrid para presentar los resultados recabados en España. Al finalizar su intervención, se preguntó si habrá un protocolo de indicación para la COVID-19.

Por su parte, el presidente del MICOF de Valencia, Jaime Giner, recalcó la necesidad de “dejar historia de lo que hacemos” a través de una actuación protocolizada. También subrayó que la práctica colaborativa entre médicos y farmacéuticos en protocolos consensuados es imprescindible para el éxito del proyecto. Esto, asegura Giner, permite disponer de datos para efectuar una derivación correcta a las consultas médicas.

Los resultados del estudio piloto emprendido por la farmacia valenciana son un aval, ya que “podríamos generar un importante ahorro a la sanidad valenciana por los pacientes que acudan a la farmacia, evitan el uso inadecuado de recursos al reducir consultas e ingresos hospitalarios o medicamentos innecesarios”. “Casi el 70 por ciento de las consultas se podría tratar en la farmacia comunitaria”, recordó. Por último, Giner se preguntó: “¿Habríamos sufrido esta crisis de la misma manera si el proyecto hubiese estado implantado en toda España?”.

Objetivo: optimizar recursos

La presidenta de SEFAC Madrid, Noelia Tejedor, hizo hincapié en el compromiso de avanzar en la formación asistencial y la indicación profesional en síntomas menores. “Forma parte de nuestro hacer diario, es una faceta asistencial que va unida a optimizar recursos y mejorar la situación del sistema sanitario, máxime en las actuales circunstancias”. En este contexto, añadió, donde el farmacéutico se ha convertido en el único profesional sanitario disponible en muchos casos, va a servir para “generar evidencia científica y demostrar a las autoridades sanitarias el valor de la actuación de la oficina de farmacia”.

En su intervención, la profesora del Master de Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada, María José Zarzuelo, explicó que el objetivo del proyecto es extender los resultados obtenidos en Valencia a nivel nacional. Para ello, se cuenta con unos protocolos consensuados con los médicos, el registro de datos a través de una plataforma tecnológica desarrollada por SEFAC y el impulso del proyecto a través de la figura de los facilitadores farmacéuticos.

Por último, la vocal de Docencia e Investigación del COFM, Pilar Varela, resaltó el valor de una iniciativa que cuenta con la participación de la universidad, las sociedades científicas, los colegios profesionales y la colaboración de los médicos. “El objetivo es ordenar lo que hacemos todos los días para mejorar el uso de los medicamentos para síntomas menores y fomentar el autocuidado”, señaló.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…