La European Association of Hospital Pharmacists (EAHP) ha vuelto a replantear sus medidas para un mayor y mejor desarrollo de los profesionales farmacéuticos en la farmacia clínica, como su integración en equipos de administración de antimicrobianos o mayor inversión en su formación.

Además, ha alertado del impacto del cambio demográfico de una gran parte de la fuerza laboral hacia la edad de jubilación, que amenaza con afectar a los recursos humanos en todas las profesiones sanitarias europeas.

“Se necesita con urgencia una respuesta en forma de planificación estratégica adecuada de la fuerza laboral”, asegura la farmacia hospitalaria europea en un comunicado, en el que explican y describen las necesidades de los profesionales.

Desde la optimización de la medicación, el asesoramiento o formar parte del equipo de administración de antimicrobianos son solo algunos de los servicios de farmacia clínica que la EAHP asegura que los farmacéuticos de hospital deberían proporcionar a todos los pacientes de Europa como parte del equipo de atención multidisciplinar.

Otros aspectos que requieren una fuerza laboral farmacéutica preparada para el futuro, según la Asociación, es la creciente individualización de la atención, los crecientes problemas de escasez de medicamentos que requieren intervenciones y el aumento de los costos de atención médica.

“Esto se puede abordar con la ayuda de la experiencia farmacéutica vinculada a la adquisición de medicamentos y dispositivos médicos y a través de evaluaciones de tecnologías de la salud (HTA)”, asegura la EAHP.

Acciones que poner en marcha

Para la farmacia hospitalaria europea, es momento de “actuar para los pacientes en todos los países de Europa”, por lo que proponen una serie de medidas para mejorar la dotación de personal de farmacia y planes a largo plazo para asegurar una fuerza laboral resiliente.

Entre ellas, a nivel local, está la de promover los roles cambiantes de los farmacéuticos, hacer hincapié en la necesaria cooperación entre las autoridades sanitarias y sociales o cooperar con las universidades en el trabajo con los estudiantes.

En cuanto a las acciones a nivel nacional, la EAHP propone capacitar a un número suficiente de estudiantes cada año para hacer crecer sólidamente la profesión farmacéutica en cada país, invertir tanto en la profesión como en la infraestructura de la farmacia, usar la automatización siempre que sea posible y apoyar el desarrollo de nuevas tecnologías de la información y apoyar la educación continua de los farmacéuticos y el personal de apoyo de farmacia.

Además de estas medidas, y en cuanto a la formación de los profesionales, la EAHP exige a los gobiernos europeos ampliar continuamente la capacidad de formación de farmacéuticos y adaptar el plan de estudios para integrar los roles cambiantes de la profesión para que coincida con la evolución de los roles de farmacia a lo largo del tiempo.


También te puede interesar…