La entrada en vigor desde el pasado 1 de enero de la nueva Orden de Precios de Referencia de (Orden 2020SND/1121/2020), ha rebajado los precios de más de 1.300 presentaciones de medicamentos de farmacia comunitaria, que reducirán la factura pública de medicamentos en unos 32,5 millones de euros, según los cálculos realizados por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

Respecto a las farmacias, la obligación de dispensar desde este 1 de enero los medicamentos con cargo al SNS con la correspondiente reducción del precio supondrá un impacto estimado en su facturación en torno a los 6,4 millones de euros. Una particular ‘cuesta de enero’ que, tradicionalmente, para las farmacias tiene forma de bajada (de facturación).

Por su impacto en la reducción de la factura de medicamentos de farmacia comunitaria, destacan fármacos que han sufrido importantes bajadas de precios, alcanzado en ocasiones reducciones superiores al 50 por ciento. En este grupo encontramos medicamentos como la atomoxetina, para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad; el antibiótico fenoximetilpenicilina; un analgésico opioide como el fentanilo; o el corticoide tópico hidrocortisona. Junto al CGCOF, también la empresarial farmacéutica nacional FEFE había alertado de las “altas bajadas” de precios que recoge esta OPR incluso en medicamentos considerados “esenciales” por la OMS y que ya contaban con precios “ínfimos”.

Fuente: CGCOF

Además, otras presentaciones de medicamentos que bajan de precio en farmacia comunitaria son principios activos de gran utilización en España. Es el caso de fármacos antiasmáticos como bromuro de ipratropio, budesónida, fluticasona o formoterol;  corticoides como la prednisolona (además de la ya citada hidrocortisona); fármacos antiglaucomatosos como bimatoprost, latanoprost; o antibióticos como fenoximetilpenicilina, o ciprofloxacino, entre otros.

NOTICIAS RELACIONADAS