Infarma ya ha comenzado a rodar de manera oficial con una inauguración que ha puesto el foco en el gran desafío medioambiental de nuestro planeta y cómo el sector farmacéutico tiene mucho que aportar para resolver esta cuestión. Por ello, industria innovadora, distribución, genéricos y farmacia comunitaria han participado en el estreno del gran encuentro anual de la profesión que este año celebra su 33ª edición en la ciudad de Barcelona. Un esfuerzo que se ejemplifica con la consecución Congreso es neutro en emisiones de carbono por primera vez desde su inicio.

En un momento de grandes transformaciones en el panorama farmacéutico nacional e internacional, el sector no da la espalda al reto de la salud planetaria. Son tiempos cruciales donde nos acercamos a un precipicio de “cambios irreversibles y difíciles de predecir”, explicaba Josep Maria Antó, profesor de ISGlobal. La salud planetaria implica que la salud de las personas depende de forma directa del planeta. Es una relación de reciprocidad donde lo que es bueno para el primero, lo es también para el segundo.

El rol de la oficina de farmacia

“Los pequeños esfuerzos tienen un gran impacto”, argumentaba Guillermo Bagaría, vocal de Oficina de Farmacia del COFB y director del congreso Infarma Barcelona 2023. Desde las boticas se han dado pasos importantes para reducir el impacto climático. Se ha incorporado en el día a día el reciclaje de medicamentos y envases a través de los puntos Sigre. También la receta electrónica que ha digitalizado la relación con el médico y el farmacéutico.

Pero no sólo se trata de avances digitales o nuevos servicios. Se trata también de la propia labor profesional del farmacéutico en la promoción de la salud desde la red de farmacias. También en el uso racional del medicamento para no generar resistencias antimicrobianas. Porque “ejercer la profesión con compromiso es la mejor respuesta posible”, apostillaba Bagaría.

El papel de la distribución

La distribución de gama completa acude diariamente a las más de 22.000 farmacias de nuestro territorio, “lo que asegura la calidad, equidad y seguridad”, expresaba Matilde Sánchez, presidenta de Fedifar. Son cerca de 1.000 rutas y 565.000 kilómetros para garantizar el acceso a los medicamentos. Más de 1.200 millones repartidos cada año.

En esa búsqueda del equilibrio entre salud de los pacientes y del medioambiente, la distribución avanza a través de almacenes más sostenibles con paneles solares, planes de reforestación, albarán tecnológico, auditorías energéticas o la incorporación de vehículos eléctricos o híbridos. También a través de Sigre, ya que una vez que se suministran las cubetas con medicamentos retiran los residuos que han depositado los pacientes. “Esto ahorra 1.400 toneladas de dióxido de carbono cada año”, comentaba Matilde Sánchez.

La función de la industria innovadora

“La sostenibilidad medioambiental y la lucha contra el cambio climático son una de las grandes prioridades de las compañías farmacéuticas”, destacaba Juan Yermo, director general de Farmaindustria. Un compromiso que ha conseguido que el 70 por ciento de la energía utilizada por dichas compañías sea de origen renovable. Otro avance es la reutilización de más de un 60 por ciento de los restos de medicamentos usados y la reducción de residuos hasta un 15 por ciento en los últimos tres años.

Además desde la industria están involucrados en conseguir un uso adecuado de los medicamentos, base del próximo Plan Estratégico que, junto al Gobierno, se iniciará para el primer semestre del año. Yermo puso como ejemplo la aparición de bacterias resistentes a los tratamientos contra la tuberculosis, responsable de más de un millón y medio de muertes al año. La industria farmacéutica trabaja en una iniciativa cuyo objetivo es acelerar el desarrollo de antibióticos contra todas las formas de tuberculosis.“La colaboración público-privada resulta fundamental para desarrollar nuevos medicamentos innovadores que nos ayuden a salvar vidas”, destacaba Yermo.

El compromiso de los genéricos

“Buscamos promover cambios para mejorar la salud dentro del marco del planeta”, defendía Mar Fábregas. Presidenta de Aeseg. Además de buscar un mayor acceso a medicamentos con los niveles de calidad y seguridad necesarios, también están comprometidos en esta doble tarea a través de sistemas de producción beneficiosos con el medio ambiente, donde 7 de cada 10 medicamentos genéricos se producen en España.

Todo ello no sólo a través de la placas solares o equipos especializados para monitorizar los indicadores ambientales. También gracias a la reducción del tamaño de los envases y la mejora de su reciclaje, con más de 3 mil iniciativas de ecodiseño. “Datos que confirman el compromiso de la industria en la sostenibilidad del planeta”, resumía Fábregas. 


También te puede interesar…