La Xunta de Galicia ha ampliado a la provincia de La Coruña el programa de cribado de COVID-19 a través de las oficinas de farmacia que se viene desarrollando en una primera experiencia en la provincia de Pontevedra.

Cabe recordar que este programa se basa en el ofrecimiento a los ciudadanos entre 20 y 64 años, a través de las oficinas de farmacia, de la autorealización de test diagnósticos mediante muestras de saliva (técnica de pooling). En concreto, los ciudadanos pueden recoger los kits en las boticas y, posteriormente, entregar las muestras en estos mismos establecimientos, las cuales se envían para su análisis al laboratorio designado por el Servicio Gallego de Salud.

La iniciativa arrancó en Pontevedra a finales de febrero —aún vigente— y ahora se amplía a la provincia coruñesa. En este caso, se estrenará en el municipio de Arteixo desde este 18 de marzo, con la participación de las diez farmacias de la localidad. En los próximos días está previsto que, de manera coordinada entre el COF y la Consejería de Sanidad, se extiendan estos cribados a zonas de la provincia de La Coruña como el concello de Culleredo. Según indican desde el gobierno autonómico, la zona de A Coruña y su área metropolitana preocupa aún de manera especial por las cifras presentadas en las últimas semanas.

El farmacéutico puede sugerir la realización de la prueba, o bien actuar a petición del usuario, si este cumple los criterios de inclusión en el grupo de cribado. Según esto, el grupo diana son ciudadanos entre 20 y 64 años, que no hayan tenido resultado positivo en COVID-19 en los últimos 3 meses ni sean contactos de seguimiento, no hayan hecho PCR en los últimos 15 días y no presenten síntomas de infección por coronavirus.

Una vez identificado el paciente objeto de su inclusión en el cribado, la farmacia dará al usuario una hoja de consentimiento que deberá cumplimentar, y le hará entrega de un kit para su uso personal que dejará registrado, vinculado a su tarjeta sanitaria, y con un teléfono de contacto para la comunicación de los resultados. El farmacéutico le informará de cómo recoger adecuadamente la muestra y cuándo llevarla a la farmacia.

En concreto, el paciente debe recoger la muestra de saliva por la mañana, antes de beber o lavarse los dientes. Y posteriormente entregarla en la farmacia donde realizarán la recepción y custodia de la misma hasta su envío al laboratorio de referencia en Vigo. En este proceso juega un papel fundamental la distribución farmacéutica, que se adhiere también a esta colaboración para contribuir a frenar la pandemia y que hará un importante esfuerzo logístico para su buena consecución.