Premios BiC 2020

La red de farmacias de Francia realizó en su conjunto cerca de 400.00 vacunaciones frente a la gripe a la población en el primer día de la campaña antigripal, el pasado 13 de octubre. Más allá de la administración in situ de la vacuna, ese mismo día de ‘estreno’ las boticas galas dispensaron en torno a 2,2 millones de dosis, según los datos aportados en primera instancia por las entidades farmacéuticas francesas y confirmados por el Ministerio de Salud.

Desde entonces no se han vuelto a actualizar los datos de vacunaciones frente a gripe en estos establecimientos—el año pasado en apenas un mes de campaña ya se habían superado el millón de inmunizaciones— pero sí el de dosis dispensadas: más de 7,7 millones desde el citado 13 de octubre.

De hecho, la tónica general y actual en la red de farmacias de Francia es el del desabastecimiento de vacunas, lo que llevó a las entidades representativas a mantener un encuentro con el Ministerio de Sanidad el pasado 19 de octubre a fin de solicitar la puesta a disposición de forma inminente de más lotes en estos establecimientos. El objetivo de esta urgencia es impedir que esta ruptura del stock repercuta negativamente en los objetivos de cobertura vacunal.

Exclusividad para pacientes de riesgo

Tras estos encuentros, el Ministerio de Salud francés se ha comprometido a la liberación a medio plazo entre 1 y 2 millones de dosis semanales del stock estatal —al margen del suministro propio de los laboratorios fabricantes—, en cuyo reparto “tendrán prioridad las farmacias”.

Mientras tanto, el Gobierno ha establecido que las unidades de las que se dispongan se reserven a pacientes de colectivos de riesgo. Una exclusividad que se prolongará “hasta finales de noviembre”, según las previsiones de la Administración. Desde la Orden Nacional de Farmacéuticos de Francia ya se había criticado esta decisión ya que, a su juicio, la solución pasaba por la fabricación y suministro de más vacunas, en vez de reducir las actuaciones.

gripe
El Gobierno francés ha tenido que tomar la decisión de reservar las vacunas en exclusiva a pacientes de riesgo hasta diciembre.

Desde el sindicato farmacéutico francés FSPF —que en Francia ejerce la representatividad de patronal— se ha criticado este desabastecimiento, así como la “insuficiente” liberación de nuevas dosis. “Hemos vuelto a solicitar al Ministerio de Salud que asuma sus responsabilidades e informe a la población no objetivo y a los profesionales de la salud que prescriben que no habrá vacunación antigripal este año fuera de los colectivos frágiles”, ha indicado este sindicato en un comunicado. Desde el FSFP se indica que “la fuerte demanda de vacunas que esta temporada está realizando la población exige tomar medidas rápidas y efectivas”.

Los test de antígenos, inminentes

De forma paralela, el Ministerio de Salud y las organizaciones farmacéuticas siguen trabajando en el desarrollo de la normativa que facultará la inminente realización de test rápidos de antígenos en boticas para detectar casos de contagio de COVID-19. Se espera que la red de farmacias pueda comenzar esta misma semana con estas pruebas basadas en la toma de muestras nasofaríngeas.

Como ya contó EG, estos test podrán realizarse a pacientes asintómaticos y sintómaticos bajo ciertas condiciones: que el paciente sea menor de 65 años, que sus síntomas hayan aparecido en 4 días o menos y que éstos no sean de gravedad. Los test deberán ser realizados por profesionales, si bien también pueden ser asumidos por técnicos en farmacia y estudiantes en prácticas bajo la supervisión y responsabilidad del titular. En todos los casos, bajo la misma formación previa, protocolos y requisitos que se definirán también de forma inminente.