Premios BiC

La publicación del informe de la AIRef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) sobre el gasto hospitalario de medicamentos, que incluye también aparatos de alta tecnología, ha supuesto una “importante decepción” para la patronal nacional farmacéutica FEFE, ya que considera “no ha conseguido obtener datos reales del consumo actual”. El problema mayor del informe —a parecer de FEFE—es la falta de información sobre el consumo de medicamentos en hospitales, con desagregación y al mismo nivel que los prescritos en recetas y dispensados en las farmacias.

Para esta empresarial de oficinas de farmacia. el informe de revisión del gasto hospitalario, a excepción del consumo de biosimilares, constituye un ejercicio de voluntariedad de la Airef que “desvela enormes carencias de información y propone soluciones de carácter especulativo para una realidad que sigue siendo desconocida”. “El informe apunta vagas soluciones y sigue manteniendo el consumo hospitalario de medicamentos en un limbo que contrasta con el conocimiento que se posee sobre los medicamentos dispensados en las farmacias”, añade. Cabe recordar que meses atrás, la AIReF ya presentó un informe relativo al gasto en oficinas de farmacia que también valoró esta patronal.

Respecto a la recopilación de datos, desde la empresarial se denuncia que “ni siquiera la información económica es de calidad, ya que la propia AIRef reclama en el informe la implantación de herramientas, ahora prácticamente inexistentes, de contabilidad analítica”.

Propuestas de FEFE

Al margen de estas críticas, FEFE, en relación con la información, que considera fundamental para el análisis y cualquier propuesta de control del gasto hospitalario propone las siguientes alternativas, en función de la viabilidad jurídica y práctica:

Base de datos nacional de adquisiciones de los hospitales: “Hay que recordar que en el año 1983 se conoció el consumo de medicamentos en hospitales con el mismo grado de individualización que se conoce el de las recetas, ya que se registraban todas las adquisiciones de los hospitales públicos. Esta información desapareció al llevarse a cabo las transferencias del Insalud a las Comunidades Autónomas”, justifican.

Desarrollo del proceso SEGUIMED, específicamente para las ventas a hospitales. “Solo depende de la industria y el Ministerio por lo que podría implementarse de forma rápida y con una norma de menor rango tal como un Orden Ministerial o Resolución”, indican.

Como subproducto de la verificación: “Aunque los hospitales están siendo muy reticentes a implementar la Directiva de medicamentos falsificados, puede constituir una buena herramienta para conocer las ventas a hospitales de la industria. Aunque el Ministerio parece haberse olvidado de poner en marcha el NODO SNSFarma, hay que recordar que está incurriendo en incumplimientos de la Directiva de Medicamentos Falsificados”.

NOTICIAS RELACIONADAS