Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno.

Tal como había sido anunciado por Carolina Darias, el Consejo de Ministros ha aprobado este martes 20 de julio el real decreto que posibilita la dispensación en farmacias sin necesidad de receta de test autodiagnósticos de anticuerpos y antígenos de COVID-19.

Tras este paso, solo queda pendiente su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que pueda iniciarse la dispensación libre de test. Una publicación que no tendría por qué demorarse más allá de este miércoles 21 de julio, si se cumplen los plazos habituales. Así las cosas, es probable que una de las frases mas repetidas en el mostrador de las farmacias españolas este 20 de julio sea “vuelva usted mañana”. Mientras, estas pruebas asisten a sus ultimas 24 horas almacenadas en estanterías, cajones y robots de las reboticas.

En la posterior rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha indicado que este acceso libre a test de COVID-19 “muy reclamado y deseado” se permitirá “que los ciudadanos puedan hacer un ejercicio de prevención individual“. Eso si, la portavoz gubernamental ha insistido en que ante cualquier resultado positivo en estos autodiagnósticos, “el usuario deberá acudir a las estructuras del sistema sanitario para comprobarlo” ya que, hasta entonces, solo será considerado oficialmente como “caso sospechoso”.

“Es ahora cuando se da el momento oportuno para poner en marcha la medida. Los test de autodiagnóstico han tardado en llegar al mercado y una de las demandas del gobierno ha sido que tuvieran precios asequibles”

Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno

¿Por qué se ha tardado tanto en articular esta medida, en especial si se consideraba “muy reclamada”? A esta cuestión ha tenido que responder Isabel Rodríguez. “Es ahora cuando se da el momento oportuno. Estos productos han tardado en llegar (al mercado). No todos los test existentes hasta ahora facilitaban el autodiagnóstico y también se da ahora la posibilidad logística de organizarlo. Además, una de las demandas del Gobierno a la industria farmacéutica radica en que fuesen precios asequibles para los ciudadanos”, ha argumentado la portavoz y también Ministra de Política Territorial”.

A la espera de conocer requisitos con los test

Su publicación en el BOE también permitirá conocer los detalles y requisitos de esta medida, así como conocer si se han recogido las peticiones del colectivo farmacéutico. Entre las principales alegaciones, la profesión farmacéutica ha instado a asegurar la trazabilidad de los resultados positivos haciendo uso de los sistemas informáticos de las boticas, así como una posible autorización a estos establecimientos (más improbable que sea atendida) para la emisión de certificados COVID-19, como así pueden llevar a cabo farmacias de otros países europeos.