Premios BiC

La relación de las farmacias con el estado de alarma por la pandemia del coronavirus presenta una suerte de dicotomía. Dado el “servicio esencial” que prestan, las 22.070 deben seguir abiertas “por” la pandemia. Pero algunas de ellas han tenido que ser cerradas también “por” el coronavirus.

Es el caso de aquellas boticas en las que sus profesionales han caído contagiados por el virus. Un riesgo de contagio que —si bien no es causa exclusiva— se acrecienta al ser puntos de atención “en primera línea” a personas que presentan síntomas. Y, todo ello, sin haber sido dotados de material de protección: mascarillas, etc.

El riesgo de cierre, es obvio, es mayor en farmacias de plantillas cortas. Por ejemplo, las ubicadas en zonas rurales, en su mayoría atendidas por un único farmacéutico, su titular. Los efectos de estos cierres se acrecientan al ser el único centro sanitario existente en las poblaciones donde se ubican.

Catorce farmacias cerradas en Madrid

Por ejemplo, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ya ha confirmado el cierre temporal de 20 farmacias regionales por las bajas de sus plantillas (a 30 de marzo). Son diez más que las computadas en los días previos a que se decretase el estado de alarma y se disparasen las cifras de contagios. En especial, en esta región.

En la Comunidad de Madrid hay 14 farmacias cerradas temporalmente por bajas ligadas al coronavirus (imagen de archivo).

 
Asimismo, la gestión de bajas laborales por incapacidad temporal se ha triplicado en la última semana y alcanza al 7 por ciento de la plantilla de trabajadores de las boticas madrileñas (una red de 2.882 establecimientos), según la muestra de datos recopilados por COFM31, la sociedad mercantil del COF de Madrid. Mientras, un centenar de farmacias han pedido reducir horario para cerrar a las 20:00 horas, en lugar de a las 21:30 horas. Una decisión que está afectada por la incapacidad de garantizar turnos para cubrir el horario ampliado de 12 horas como resultado de las bajas laborales por enfermedad.

Medidas de los COF

Otros colegios no tienen aún oficializados sus datos pero confirman a EG el contagio de farmacéuticos comunitarios en su red provincial y la necesidad de tomar decisiones como reajuste de horarios o guardias. En este sentido, el Consejo General de COF se encuentra elaborando un “registro nacional” de farmacias cerradas temporalmente a causa del coronavirus que presentar a las autoridades e insistir en que se refuerza la protección a boticas.

Mientras, los COF están poniendo en marcha diversas medidas para paliar estos posibles cierres temporales de boticas y que no mermen la prestación a los usuarios y el acceso a los tratamientos.

En Zaragoza existe una bolsa “voluntaria” de farmacias para cubrir guardias

Por ejemplo, El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza ha creado una bolsa de farmacias “voluntarias” para garantizar la continuidad de los servicios de guardia. Así, si alguna farmacia se ve obligada al cierre temporal como consecuencia del coronavirus y no puede realizar su guardia, el colegio se pone en contacto con las farmacias registradas en la bolsa y, teniendo en cuenta la cercanía a la farmacia afectada, reasigna el servicio.

Igualmente, otros colegios (Tarragona, Castellón…) están reforzando estos días sus servicios de bolsa de empleo para que se puedan cubrir con celeridad las bajas por contagios en plantillas de farmacias.