Premios BiC 2020

Farmacéuticos Sin Fronteras (FSF) ha puesto en marcha la novena edición de Proyecto Boticarios, un programa que combina formación especializada en cooperación farmacéutica y voluntariado internacional dirigido a profesionales y estudiantes de farmacia.

La nueva edición de Proyecto Boticarios tiene lugar con el inicio del curso de Gestión e Intervención Farmacéutica en Cooperación y Ayuda Humanitaria en el que están participando un total de 25 alumnos. Esta actividad formativa constituye la primera fase del programa y cuyo objetivo es capacitar al farmacéutico en las áreas relacionadas con la gestión de redes e infraestructuras farmacéuticas, agua y saneamiento ambiental, nutrición, actuación en emergencias sanitarias, así como acciones transversales como son la educación para la salud.

Una vez finalizada la etapa de capacitación del farmacéutico, los alumnos que lo deseen pueden realizar una intervención en terreno como voluntario en alguno de los proyectos en los que la ONG viene trabajando fundamental en el Sur y el Centro de América y en algunos países de África.

300 profesionales formados

A través de Proyecto Boticarios, FSF ha formado a más de 300 farmacéuticos de los cuales un total de 117 han participado como voluntarios en diferentes proyectos de cooperación farmacéutica con una misión fundamental como es la mejora de la salud y, por tanto, de las condiciones de vida de las poblaciones más desfavorecidas del planeta.

En el marco de este programa FSF ha puesto en marcha un total de 59 intervenciones en el ámbito sanitario en un total de 21 países realizadas en colaboración con 35 socios locales que han contribuido a la sostenibilidad del trabajo desarrollado en terreno mediante la participación periódica de los voluntarios en estos proyectos.

Desde sus inicios en el año 2012, Proyecto Boticarios,” ha querido ser una iniciativa hecha por y para los farmacéuticos y que ha contado con la colaboración de la industria farmacéutica, organismos colegiales, sociedades científicas y universidades quienes con su apoyo lo han convertido en programa de referencia en el ámbito del voluntariado internacional que reconoce la cara más humana y humanitaria de la farmacia”, destacan desde la ONG.