Premios BiC 2020

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha anunciado ante el Congreso de los Diputados una bajada del IVA de las mascarillas del actual 21 por ciento al 4 por ciento (el conocido como IVA superreducido que se aplica a los medicamentos).

De forma paralela, la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos ha rebajado este 12 de noviembre a 0,72 euros el PVP máximo para cada unidad de mascarillas quirúrgicas, frente al coste máximo de 0, 96 euros/unidad vigente desde abril (una reducción del 25 por ciento). Por su parte, la aplicación del IVA superreducido para todos los tipos de mascarillas se aprobará en el próximo Consejo de Ministros.

Montero ha informado que el Gobierno acomete esta rebaja del IVA de las mascarillas tras recibir este 10 de noviembre una respuesta “por escrito” de la Comisión Europea corroborando que no se sancionará a los Estados que acometan esta reducción. Hasta ahora, el Gobierno venía asegurando que la directiva europea impedía a los Estados la rebaja a decisión propia del gravamen de los productos sanitarios y que aquellos que lo habían hecho en estos últimos meses —como Francia, Italia, Portugal… — “lo han hecho incumpliendo la directiva europea”, indicó la propia portavoz. Ahora bien, en caso alguno se ha producido sanción de Bruselas a los países implicados.

Como ha contado EG, estas dudas llevaron al Gobierno a plantear por escrito a la CE si los Estados que, como España, se estaban plegando a la directiva podrían también acometer estas rebajas “o bien se iba a aplicar régimen sancionador al resto de países”.

Ahora, la respuesta de la CE da vía libre para acometerlo. “Queríamos descartar el riesgo de pagar una muta multimillonaria”, ha insistido Montero. “Estaremos vigilantes para que esta rebaja se traduzca a su vez en una rebaja de los precios (de las mascarillas) y no un incremento del beneficio empresarial”, ha avisado la portavoz.

La aplicación del IVA superreducido sitúa a España en una suerte de punto intermedio entre aquellos países que han eximido de IVA a estos productos (como Italia) o bien aquellos que han establecido umbrales superiores (como Portugal, un 6 por ciento).