Premios BiC 2020

Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha sido el encargado de inaugurar el IX Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios. Estaba previsto que se celebrase en Bilbao, pero la pandemia ha provocado que cambie, por primera vez, a formato digital (congreso-sefac.org). Bajo el lema “Haciendo lo difícil, consigues lo imposible (Ezina Ekinez Egina)”, está organizado por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

El congreso reúne a más de 2.500 farmacéuticos comunitarios, incluyendo a participantes internacionales. Al ministro Illa le ha acompañado a la inauguración el presidente de SEFAC, Jesús C. Gómez; la presidenta del comité organizador del congreso y de SEFAC Euskadi, Sonia Saenz de Buruaga; la consejera de Salud del País Vasco, Gotzone Sagardui; el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar; y la presidenta del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos del País Vasco, Milagros López de Ocáriz.

El congreso ha arrancado oficialmente con la conferencia inaugural “Farmacia y tecnología, ¿estamos preparados para el futuro?”, a cargo de Michel van de Beek, farmacéutico de Países Bajos y experto en innovación digital. Y ésta es solo una de las 70 sesiones con las que contará el programa científico hasta el próximo 22 de octubre.

Las aportaciones de la farmacia comunitaria

El ministro de Sanidad ha reconocido y agradecido el “muy buen trabajo” que se hace desde la farmacia comunitaria. Para Illa, nuestro SNS “no se entiende sin la aportación de la farmacia comunitaria en muchos campos: desde reforzar la atención domiciliaria acercando medicamentos a los colectivos más vulnerables a mejorar la adherencia a tratamientos, sin olvidar su papel en el apartado de enfermedades crónicas o de la lucha frente a las resistencias antibacterianas”. El ministro ha señalado que el lema del congreso resumen bien la labor de las farmacias comunitarias, que ha sido “especialmente relevante durante los meses de pandemia“.

Por su parte, Sagardui ha valorado en su discurso el tremendo esfuerzo realizado por reconvertir el formato del congreso sin traicionar su esencia. También a apelado a la necesidad de “seguir avanzando para garantizar la sostenibilidad presente y futura del sistema“. Desde su departamento, ha señalado, se seguirá poniendo en valor a la farmacia comunitaria, consolidando y aumentando la integración de las farmacias en los sistemas de salud.

Alta participación

En su congreso de despedida como presidente de SEFAC, Jesús C. Gómez ha hecho hincapié en la importancia de esta edición tan especial. “SEFAC 2020 se ha convertido ya en una ocasión histórica en nuestros congresos por muchas razones: hemos vuelto a superar el récord de comunicaciones científicas (más de 500), así como el número de sesiones en el programa científico (más de 70) y el número de inscritos, que ha superado la cifra de 2.500. Entre todos nosotros hemos sido capaces de convertir este congreso, que en principio era presencial, en virtual, pulverizando todos los datos y estadísticas en un tiempo récord”. Al término de su intervención, el presidente de SEFAC ha pedido un minuto de silencio para homenajear a los sanitarios en general, y los farmacéuticos en particular, “que han dado todo durante la pandemia, en ocasiones hasta la propia vida”. 

Saenz de Buruaga también ha puesto énfasis en la gran cifra de inscritos: “Es la prueba de que nos interesa nuestra profesión y nos importan nuestros pacientes”. Además, ha destacado que el lema, a pesar de haberse pensado el año pasado, “no puede resultar más apropiado en estos momentos”. “A pesar de las circunstancias, de esta pandemia en la que por desgracia seguimos inversos, los farmacéuticos seguimos más motivados y pensando en nuestros pacientes que nunca, porque nuestra vocación es sumar para conseguir el beneficio de todos”, ha afirmado.

La farmacia, una aliada de la pandemia

Por su parte, Jesús Aguilar ha recordado que la red de farmacias española debe ser una aliada estratégica para combatir la pandemia. “Nadie entiende que unos profesionales tan cualificados como los farmacéuticos comunitarios no podamos hacer más por la sociedad. Demandamos que se articulen estrategias de salud pública en la que, con los debidos protocolos, las farmacias comunitarias puedan realizar test rápidos y colaborar en la prevención como agentes activos de primer orden”, ha asegurado.

En su intervención, López de Ocáriz ha pedido a las administraciones que tengan en cuenta “la experiencia de la farmacia comunitaria en educación sanitaria y la detección precoz de las enfermedades para colaborar en programas que vayan encaminados a combatir la pandemia”.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…