CGCOF y Silvia Calzón

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos ha propuesto al Ministerio de Sanidad trabajar en un plan integral para la Farmacia española que permita alcanzar, de forma eficiente y sostenible, los objetivos de las reformas sanitarias previstas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, presentado en su componente 18 el pasado 11 de mayo por Carolina Darias. Un documento que incluye reformas e inversiones, recogidas también en el Plan de Estabilidad remitido a la Comisión Europea, para ampliar las capacidades del Sistema Nacional de Salud con el objetivo de tener un modelo sanitario más robusto, flexible y resiliente, que sea punta de lanza del desarrollo social en España.

En este contexto, el Consejo General, que ha abordado el tema en la Reunión de Presidentes celebrada el martes 11 de mayo, está trabajando en propuestas concretas y ha solicitado ya a la Ministra de Sanidad trabajar en un plan global que permita alcanzar estos objetivos, mejorando de eficiencia del gasto público en medicamentos, sin mermar la prestación a la población y la sostenibilidad de la Farmacia.

Sostenibilidad de la Farmacia, esencial

En el actual marco de reformas que se ha hecho público, el Consejo General recuerda la importancia de garantizar la sostenibilidad de la red de farmacias por su labor sanitaria, social y de cohesión territorial, en especial las situadas en zonas frágiles, despobladas y deprimidas. Para ello es fundamental “conciliar la sostenibilidad del SNS con la adecuada prestación a los ciudadanos y potenciar el papel social de la farmacia”, insiste esta corporación.

En este sentido, y como se planteó ya a la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados, desde el CGCOF se alerta que la Farmacia es “altamente vulnerable ante cualquier tipo de medida de racionalización del gasto público en medicamentos que no lleve consigo la realización de estudios previos de impacto”.

Por ello, el Consejo General reclama al Gobierno consenso y diálogo para determinar qué medidas pueden revertir en una mejora de la eficiencia del gasto público en medicamentos, sin mermar la prestación farmacéutica a la población y la sostenibilidad de la Farmacia, ya que cualquier tensión que las medidas proyectadas puedan provocar influirá en la calidad de la prestación farmacéutica y en la labor sanitaria y social que realizan, sobre todo las situadas en zonas frágiles.

Así, el presidente en funciones del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Jesús Aguilar, ha recalcado que “es el momento de hacer reformas estructurales que aprovechen en potencial asistencial de la Farmacia Comunitaria, en las que el ahorro derive de la mejora del uso responsable de los medicamentos y productos sanitarios y de la coordinación entre los profesionales”.

Propuestas asistenciales

Entre las propuestas, que el Consejo General planteará, cabe destacar la importancia de potenciar la Atención Primaria y Comunitaria, incluyendo la prestación de Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales desde la Farmacia Comunitaria.

Asimismo, con el objetivo de consolidar la cohesión, equidad y universalidad del SNS, la Organización Colegial apuesta por extender la continuidad asistencial y la colaboración de la Farmacia Comunitaria con la Farmacia Hospitalaria en la dispensación de medicamentos de diagnóstico hospitalario, así como la Atención Domiciliaria, servicios ambos que han demostrado su necesidad y utilidad para los pacientes durante la pandemia.

En materia de Salud Pública, la red de farmacias en España es una estructura sanitaria con un amplio potencial en programas de cribado y protocolos de detección precoz, así como para reforzar otras acciones de prevención, promoción de la salud, y vigilancia epidemiológica, por lo que su participación es clave en el futuro Centro Estatal de Salud Pública.

Por último, en el marco de la transformación digital de la Sanidad, el Consejo General ve necesario mejorar la comunicación entre todos los profesionales sanitarios y promover modelos de trabajo innovadores, colaborativos y eficientes. Para ello es fundamental el diseño de circuitos asistenciales coordinados que garanticen la continuidad asistencial e integren a la Farmacia Comunitaria con el resto de profesionales sanitarios de Atención Primaria y Atención Especializada, disponiendo de un Historial Farmacoterapéutico completo y único, lo que contribuirá a elevar la calidad asistencial, la seguridad del paciente, y maximizar los resultados de la farmacoterapia, haciendo eficiente la inversión pública en medicamentos.