La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a reclamar este 3 de noviembre a la Agencia española del Medicamento (Aemps) que elimine el “sistema burocrático” que sigue impidiendo que las oficinas de farmacia puedan dispensar y realizar test de antígenos.  

“Nos gustaría poder llevar los test de la Comunidad de Madrid a las farmacias, a las clínicas dentales y a otros puntos seguros como ya ocurre en muchos países del mundo”, ha sostenido. En este sentido, el Gobierno regional ha remitido una carta a la Aemps solicitando formalmente que se habiliten estas pruebas en boticas al considerar que “no contraviene ningún espíritu legal”.

En este sentido, Diaz Ayuso ha recordado que la Comunidad de Madrid ha adquirido 5 millones de test rápidos de Abbott que son “fácilmente realizables”. “Si pudiéramos distribuirlos en más puntos sería más fácil que toda la población se pudiera proteger y hacer así cuarentenas con mayor eficacia”, ha considerado la presidenta, quien ha asegurado que en “situaciones anómalas” como la generada por la pandemia “hay que actuar de esta manera”.

Se trata de la cuarta vez en las últimas semanas que desde el Gobierno regional —bien sea la propia presidenta o en boca del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero— se pide públicamente a la Aemps que realice los “cambios legales” necesarios para articular la realización de estas pruebas en boticas. Ahora se da un paso más con la solicitud formal vía carta.

Argumentos de la carta

En la carta enviada a la Aemps (se puede descargar íntegra al principio de esta información), el Gobierno madrileño resalta que los farmacéuticos son profesionales implicados en la educación para la salud y capacitados para la realización de pruebas analíticas. Además, se recuerda que la propuesta de facilitar la realización de test de COVID-19 en sus establecimientos “la comparten numerosos expertos de Salud Pública, que consideran la red de farmacias un recurso sanitario potente que debería ser aprovechado en toda su dimensión en la lucha contra la COVID-19”.

En los aspectos legales, Madrid indica que “una vez analizada en profundidad la legislación que regila estos productos de diagnóstico (…) la realización de test rápidos en farmacias tiene cabida y no contraviene ningún espíritu legal“, apuntan. La misiva finaliza recordando los diversos ejemplos internacionales en los que ya se delegan estas pruebas en las farmacias. Francia, Reino Unido, Canadá…

En el caso de Madrid, además de posibilitar el acceso libre de los ciudadanos a estos test, la Administración quiere confiar en las farmacias la realización de estas pruebas dentro de los cribados masivos que se están realizando en esta región en las zonas básicas de salud (ZBS) con mayor cifra de contagios y peor evolución de la pandemia. Precisamente, el envío de la misiva a la Aemps coincide con el anuncio de que en próximos días estos cribados se extenderán a otras 17 ZBS de la región.

Aemps no mueve ficha con los test de antígenos

Cabe recordar que esa “burocracia” a la que alude Díaz Ayuso consiste en la actual catalogación como productos de diagnóstico in vitro con la que cuentan estas que impide legalmente su realización en boticas al necesitar una prescripción médica previa.

En un reciente encuentro del Gobierno regional con los colegios sanitarios, el presidente de los farmacéuticos, Luis González, confirmó la predisposición de la red de farmacias a realizar pruebas diagnósticas de la COVID-19. “Dígannos que tipos de test quieren que hagamos, y los haremos”, indicó González en dicho encuentro. En esa misma reunión, también los dentistas ofrecieron la red de clínicas para colaborar en estas funciones de cribado. En esta cita se puso de manifiesto que los test serológicos resultarían una alternativa más fácil de articular normativamente, si bien Madrid sigue apostando por los test de antígenos.

No obstante, la petición parece seguir en una suerte de bucle, dado que las anteriores peticiones del Gobierno de la Comunidad de Madrid se encuentran siepre con el silencio (en el mejor de los casos) y/o inacción de la Aemps. Incluso, también recientemente, el director del CCAES, Fernando Simón, recordó que “no se trata de una decisión baladí que pueda tomarse en dos días”.