Premios BiC
El Global Madrid | jueves, 05 de diciembre de 2019 h |

La organización y celebración de congresos sanitarios y eventos médico-científicos, que cuentan con frecuencia con la presencia de compañías farmacéuticas en sus áreas de exposición, conllevan inevitablemente un impacto ambiental derivado del uso de materiales y el consumo de energía, entre otros factores.

Consciente de este problema, Roche Farma ha lanzado un decálogo —dirigido principalmente a sus empleados que participen en estos encuentros pero aplicable a todo el sector— encaminado a minimizar el impacto medioambiental en este tipo de eventos, como los stands en los que se muestran distintos materiales informativos y promocionales dirigidos a profesionales sanitarios.

En este sentido, el Decálogo apuesta por mejorar los planteamientos técnicos de los stands en busca de una mayor eficiencia energética y en el ámbito de los recursos plantea, por ejemplo, utilizar elementos más sostenibles que el plástico, uno de los materiales más utilizados en este tipo de eventos.

Entre las medidas de positivo impacto medioambiental a aplicar en los stands y entorno de un congreso se encuentra apostar por la comunicación digital “ya que tiene múltiples ventajas como la reducción del material impreso, evitando así el uso de tintas, papel y energía” se indica. Un buen ejemplo es el uso de apps o entornos web para permitir, por ejemplo, la acreditación con códigos QR.

Igualmente, el decálogo de Roche recoge otras iniciativas como el reciclaje de landyards o colgante de tarjetas de acreditación de los asistentes, usar materiales orgánicos 100% reciclables, así como utilizar monitores en lugar de cartelería impresa para la señalética, así como evitar en la medida de lo posible el uso de foam y componentes plásticos en el decorado, sustituyéndolo por materiales textiles.

Respecto a iluminación y decorado, Roche anima a evitar las moquetas “que suele utilizarse en ferias y congresos, las cuales suelen ser muy contaminantes y no reciclables” y apostar por el uso de iluminación LED. “Se debe medir la huella de CO2 que ocasiona el consumo energético de la instalación y utilizar iluminación de tipo LED que no genera residuos y es de mayor duración”, exponen.