Premios BiC 2020

Cataluña también tiene en su agenda, como Madrid, que sus oficinas de farmacia puedan realizar test rápidos de detección de COVID-19 dentro de las estrategias regionales de privado. La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha confirmado que ya se están manteniendo contactos con los colegios farmacéuticos y la patronal Fefac para valorar la puesta en marcha de esta medida. Estos trámites y conversaciones se inician de forma paralela al análisis que está realizando Ministerio de Sanidad de la solicitud formal transmitida por Madrid para que se articule el cambio legal y se puedan realizar estas pruebas de antígenos en boticas.

En una comparecencia pública, Vergés ha recordado que “las farmacias son un capital que tiene la sociedad contra la pandemia”. “Queremos que las farmacias tengan una relación más potente en la lucha contra la COVID-19″, ha enfatizado para señalar que una de las medidas que ya están sobre la mesa es “la realización de pruebas”. Eso sí, “es una medida, pero hay muchas más”, ha concretado en torno a la participación de las boticas catalanas en el control y seguimiento de casos.

Cabe recordar que la elección del tipo de test rápido de posible realización en las farmacias es clave de cara a los trámites para articular  la iniciativa… Y los tiempos.  Por ejemplo, si se optasen por test serológicos, todo indica que Cataluña podría mover  ficha a iniciativa propia sin esperar  el  posicionamiento o cambios legales desde Sanidad, como así  ha hecho Galicia con las boticas de Orense a  través de un convenio con el COF provincial (si  bien en el marco de un estudio de seroprevalencia).  Si se optase, en cambio, por test rápidos de antígenoscomo desea Comunidad de Madrid,  sí habría que esperar al pronunciamiento y beneplácito (con o sin cambios normativos mediantes) del Ministerio, por la catalogación actual que tienen estos  productos de diagnóstico in vitro.

NOTICIAS RELACIONADAS