Premios BiC
Alberto Cornejo Barcelona | miércoles, 24 de agosto de 2016 h |

Tal como se comprometió a principios de junio, y gracias a diversos pagos efectuados en estos meses estivales, la Generalitat de Cataluña ha conseguido reducir el retraso que acumula en el abono de facturas a sus farmacias a 25 días según la fecha que marca el concierto —el día 5 de cada mes— y 60 desde que la receta es dispensada (frente a los 80 días que pasaban hasta ahora).

Así las cosas, en un primer pago efectuado el 24 de junio, la Administración catalana ya abonó un total de 208 millones de euros a las boticas (91,3 millones por el 76 por ciento de las recetas de marzo y 117,2 millones que sufragaban íntegra la factura de abril). Este primer pago del nuevo calendario se completó más recientemente el 28 de julio con otros 119,5 millones de euros correspondientes a la factura de mayo que, en condiciones normales, debería haberse pagado el 5 de julio).


Los COF esperan un nuevo pago estos últimos días de agosto que pondría temporalmente la deuda a cero


La Generalitat ha cumplido con los ‘deberes’ que en forma de nuevos pagos a sus farmacias tenía para este verano. No obstante, estos últimos días de agosto serán claves para saber si la Administración catalana pasa ‘limpia’ al nuevo curso que se estrena en septiembre. En concreto, según confirman a EG desde el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña, se espera un nuevo pago en estos últimos días de agosto correspondiente al mes pendiente de junio (118,2 millones) que, de confirmarse, haría que la deuda de la Generalitat con sus farmacias se situase ‘a cero’. Ahora bien, esta situación apenas se mantendría unos días. Y es que el 5 de septiembre (según marca el concierto) los farmacéuticos catalanes deberían cobrar 118,8 millones por las recetas dispensadas en julio, lo cual no se prevé que ocurra. Este pago se produciría a finales de septiembre, por lo que al menos se mantendrían los retrasos a 25 días (según concierto) y 60 (según fecha factura).

En este sentido, precisamente a lo largo de septiembre la Generalitat debe informar a los colegios farmacéuticos si puede mantener este compromiso en los tiempos de pago para el tercer cuatrimestre de 2016, en función del estado de su tesorería.