Alberto Cornejo Barcelona | jueves, 30 de agosto de 2018 h |

Las farmacias de Cataluña ya ha realizado más de 22.000 dispensaciones de recetas electrónicas a pacientes de otras Comunidades Autónomas en el primer mes que llevan integradas —en la práctica— en el proyecto de interoperabilidad de e-receta del SNS.

Cabe recordar que si bien Cataluña ya estaba certificada desde el pasado mes de febrero por el Ministerio de Sanidad para formar parte del proyecto, diferentes cuestiones venían retrasando la incorporación efectiva de sus farmacias como dispensadoras de recetas prescritas electrónicamente en las otras 15 regiones que son ya también interoperables (excepto Comunidad de Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla). Al igual que las boticas catalanas ya pueden dispensar e-recetas foráneas desde hace apenas un mes, también los pacientes catalanes pueden retirar ya su medicación en el resto de regiones, salvo las citadas excepciones.

Según los datos facilitados a EG por el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Cataluña, en esas más de 22.000 dispensaciones a pacientes de otras regiones —a fecha de 23 de agosto— se han llegado a registrar “máximos diarios de más de 1.000 dispensaciones” de e-recetas interoperables, apuntan.

Tras la incorporación práctica de Cataluña al proyecto, junto a la también inclusión de Andalucía el pasado mes de julio, se espera que Madrid, así como Ceuta y Melilla, hagan lo propio en este último trimestre de 2018 y se complete así el mapa de la interoperabilidad.