Alberto Cornejo Madrid | miércoles, 16 de noviembre de 2016 h |

A menor ritmo que otros sectores, pero la oficina de farmacia sigue avanzando en su camino hacia la digitalización, tanto en servicios como organización. Un viaje “obligado y obligatorio” por el también cambio de perfil del usuario/paciente en el que tiene a sus principales proveedores (distribución e industria) como mejores compañeros del mismo. Así lo han puesto de manifiesto diversos expertos en el universo digital que han participado en la mesa redonda ‘Comunicación digital B2C en la farmacia’ que, con la colaboración de Becton Dickinson (BD), se ha celebrado este 16 de noviembre en el marco del 4 Congreso Autocuidado en Madrid.

Ixchel Alarcón, responsable de comunicación de la consultoría especializada en el sector farmacéutico Mediformplus, ha apuntado que “la digitalización no debe ser una dificultad para la farmacia, sino una oportunidad”. En este reto, ha calificado al nuevo usuario como cliente (informado, inquieto e inconforme), además de ser omnipresente. “Ya no está solo en la farmacia física, sino también en redes sociales e Internet”, avisa Alarcón.

Otros compañeros de Alarcón en esta mesa, como Sofía Azcona, directora general de Cofares Digital, ha recordado las herramientas tecnológicas que la distribución pone a disposición de las boticas en este objetivo. En el caso de Cofares, Azcona presentó la app Destino Salud, para facilitar el seguimiento sanitario del paciente desde la botica a través del universo digital. Entre otros servicios, esta app permite crear una ficha del paciente en la que incluir información sanitaria, recordatorios de fechas de pruebas o puesta de vacunas, así como incluir los resultados de mediciones que se hayan realizado el establecimiento, o bien de las propias automediciones del paciente en su domicilio.

Mientras, Antonio Ibarra (Sanofi Pasteur MSD) e Ignacio Barcala (director comercial de Becton Dickinson Dispensing) han coincido en señalar la importancia que para la industria tiene la farmacia para dar a conocer las herramientas en e-health desarrolladas por la industria para uso del paciente. “La intervención del farmacéutico sigue siendo fundamental para el uso de la tecnología sanitaria por parte del paciente; no han venido para sustituirle sino complementarle”, ha indicado Barcala.

En este sentido, en esta mesa se han presentado herramientas como las pantallas táctiles ‘Vmotion’ , que permiten conocer al paciente dentro de la propia botica y de forma autónoma el stock de OTC del establecimiento. También son ya una realidad las máquinas Vpoint, una suerte de selfservice en el pedido de productos OTC que “simplifica el proceso de venta para clientes de paso que no necesitan atención farmacéutica en profundidad”, concreta Barcala. En definitiva, la industria como “ayudante” en el cambio digital de la farmacia comunitaria.